La cerveza más antigua de Europa es española y se elabora con los mismos ingredientes que hace 6.000 años

Aunque pueda pensarse que el consumo de cerveza es algo moderno, la historia nos lleva la contraria. De hecho, la cerveza más antigua de Europa se encontró en España, concretamente en una cueva en Begues, Cataluña.

Hace 6.300 años unos 30 o 40 de nuestros antepasados vivían bajo la Cueva de Can Sadurní, en Begues, a unos 30km de Barcelona. El Colectivo para la Investigación de la Prehistoria y la Arqueología del Garraf-Ordal (CIPAG), junto con el Seminario de Estudios y Búsquedas Prehistóricas (SERP) de la Universitat de Barcelona llevan años descubriendo los secretos que se ocultan entre sus rocas. Algunos de sus hallazgos más importante son la estatua humana prehistórica más antigua de la Península o una necrópolis formada por cuatro esqueletos inhumados.

Fue en 2004 cuando los exploradores encontraron en esta cueva un descubrimiento muy revelador para el mundo de la gastronomía: en la Cueva de San Sadurní aparecieron los restos de cerveza más antiguos de Europa.

El hallazgo se realizó al excavar hasta los niveles neolíticos de la cueva, que datan del 3.800 al 3.500 aC. Allí se encontraron vasos cerámicos cuyo interior contenía restos de fermentación de esta cerveza neolítica, la muestra más antigua de cerveza encontrada en todo el continente.

La cerveza más antigua de Europa se puede comprar

Diez años después de este increíble hallazgo nació La Encantada, una cerveza artesanal que utiliza el fermentado que hace miles de años se bebía en las cuevas de Bergues. La idea surgió de la unión entre el CIPAG, el colectivo de arqueólogos encargado de la excavación, y el Instituto de Cerveza Artesana, y juntos crearon esta bebida que hoy se puede adquirir por Internet y en algunas tiendas y restaurantes de la zona.

El nombre, La Encantada, proviene del apodo que reciben los habitantes de Begues, llamados popularmente “los encantados”. También es el nombre con el que se bautizó a l’Encantat de Begues, la figurilla encontrada en la misma cueva.

La cerveza artesana Encantada es especiada, dulce y seca, está elaborada a base de malta de cebada, artemisa, tomillo cítrico, frutas del bosque y miel. Además, no contiene lúpulo, uno de los ingredientes más comunes de la cerveza, pues las cervezas de la prehistoria usaban mezclas de hierbas y plantas aromáticas, denominadas gruit.

Si quieres probar la cerveza que bebían los hombres y mujeres del neolítico y compras una caja de Encantada, ten en cuenta que, a la vez, estás ayudando a la exploración arqueológica. Y es que un euro de cada litro vendido es destinado a la financiación de las tareas de investigación que el CIPAG desarrolla en la Cueva de Can Sadurní.

La cerveza más antigua del mundo

Aunque esta cerveza de Begues es la más antigua encontrada en Europa, otros continentes se nos adelantaron en el consumo de esta bebida. Si buscamos la primera cerveza de la que se tienen datos, tenemos que irnos al monte Carmelo, en el norte de Israel.

Allí, un equipo de arqueólogos comenzó una exploración en el interior de la cueva Raqefet, una gruta que contiene tumbas de más de 13.000 años de antigüedad. Para su sorpresa, en el interior de estas tumbas encontraron unos morteros de piedra que contenían cebada.

Según National Geographic, los investigadores de la Universidad de Standford concluyeron que estos morteros eran utilizados por los natufienses, una cultura de cazadores-recolectores del Mesolítico, para machacar y cocinar la mezcla de plantas comestibles. Entre sus recetas se contaba una cerveza elaborada a partir de una base de trigo y cebada, que esta civilización usaba en la celebración de rituales en los que veneraban a los muertos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.