Todas las entradas de: redaccion@20minutos.es (20minutos)

Qué es y cómo preparar panzanella, una receta ligera y refrescante para trasportarnos a la Toscana con el paladar

Descubrir la gastronomía italiana es ir mucho, pero mucho más allá de la pizza, las pasta, los calzone o los tiramisús. Si bien, como en cada país, de Italia hay algunos platos de esos que han conquistado el mundo entero y se han convertido en su auténtico signo de identidad, también existen otras recetas de esas profundas que pasan por las casas de generación en generación.

Como era de esperar, ni en Italia se alimentan solo de pizza ni pasta ni iban a dejar pasar por alto todo lo bueno que nos aporta el clima mediterráneo. Por ello, si indagamos en la tradición gastronómica del país con forma de bota encontramos recetas tan deliciosas, ligeras y sencillas como la panzanella, una ensalada elaborada con pan, tomate y pepino.

A pesar de tratarse de una receta típica de la zona de la Toscana, dependiendo de la región del país donde nos encontremos podemos encontrar esta receta con sus particularidades.

Pan empapado en agua, pan simplemente humedecido, con sal, sin sal... para gustos los colores, y ya que vamos a adoptar esta receta con ingredientes muy similares a los de nuestro gazpacho, lo suyo es hacerlo en la versión que más nos agrade. Toma nota de cómo elaborar esta refrescante ensalada italiana.

Cómo calcular el arroz para que no sobre: estas son las tazas que hay que echar por persona

El arroz es uno de los ingredientes protagonistas en muchas recetas de nuestra gastronomía, solo hay que ver las múltiples preparaciones de paella que se hacen en nuestro país u otros platos tan comunes como el arroz a la cubana.

Sin embargo, a pesar de que su uso está muy extendido, hay quienes no consiguen acertar con la cantidad adecuada para el número de comensales, de tal modo que nadie pase hambre y tampoco haya que tirar comida.

El mayor problema a la hora de medir el arroz es que, cuando está sin cocinar, parece poca comida y, por tanto, cuando se echa en la cazuela con el agua y empieza a crecer, la cantidad es muy superior a la esperada y termina por sobrar comida.

Así, lo hay que hacer es calcular unos 100 gramos de arroz (sin cocinar) por persona, siempre y cuando este vaya a ser el plato principal, por ejemplo, si se trata de una paella o de arroz a la cubana, que suelen ser platos únicos.

En el caso de que el arroz vaya a ser solo un acompañamiento, por ejemplo para un plato de carne, se puede reducir esta cantidad a la mitad, es decir, unos 50 gramos de arroz (sin cocinar) por persona.

En el caso de que no se pueda medir en gramos porque no tengamos instrumento medidor, siempre viene bien conocer las equivalencias de gramos de arroz en taza. En este caso, los 100 gramos de arroz corresponden a media taza, aproximadamente.

Sorbete de sandía, una receta con solo tres ingredientes que arrasa en TikTok

En verano, todo lo que sea fresquito y ligero, nos apetece. Y si además es casero y fácil de preparar, mejor que mejor. Si la sandía y el melón son los indiscutibles protagonistas del verano, con permiso de los helados y sorbetes, ¿por qué no juntar ingredientes y formato para dar con la receta ganadora?

Igual eres de los que aprovecha el tiempo libre de las vacaciones de verano para dar rienda suelta a su pasión por la cocina y preparar con calma todas esas recetas que requieren absoluta dedicación. Aunque si no te apetece dedicar demasiado tiempo a los fogones, toma nota de cómo elaborar este sorbete de sandía que triunfa en TikTok.

El influencer fitness Rubén García nos propone en sus redes esta sencilla, deliciosa y saludable receta de sorbete de sandía que ya acumula más de 180.000 likes en TikTok.

@rvbengarcia Te va a encantar estre sorbete de sandia de 3 ingredientes 🍉🤤 #parati #sorbete #heladofit #heladocasero #heladotiktok #recetastiktok #recetastok #fruta #heladodefruta #sorbetesandia #cheftok #tiktokchef #recetasfaciles #recetasrapidas #ricoysano #recetassencillas ♬ sonido original - Rubén García Carnicero

Cuál es la pizza favorita de los españoles y otras 7 curiosidades que desconocías sobre este plato

La pizza es, sin duda, el plato italiano más conocido y uno de los favoritos a nivel mundial. Es la protagonista de miles de debates: amar u odiar la pizza con piña, si es mejor con masa fina o gruesa, si se comen o no los bordes... Aunque nos haga discutir entre nosotros, es un plato delicioso que casi todo el mundo ama y disfruta a menudo. Pero todavía hay muchos datos sobre él que no conocemos. Estas son ocho curiosidades sobre la pizza que te ayudarán a ser un experto en tu plato favorito.

1. La pizza es el plato que más se consume en el mundo

Originario de Nápoles, la pizza aparece ya mencionada en una inscripción latina del año 997a.C., lo que suma casi 3.000 años consumiéndola. Pero en esos tiempos no se consumía tal y como la conocemos; la pizza original no llevaba tomate y consistía en una masa básica sobre la que añadían ingredientes y se horneaba. En el mundo se consumen más de 5.000 millones de pizzas al año.

2. La pizza favorita de los españoles es la Barbacoa

La pizza barbacoa es la favorita de los españoles, siendo la primera de un ranking muy reñido. Según datos de la cadena española Telepizza, se vendieron más de 5 millones de telepizzas BBQ en todo el 2021, siendo el día de mayor consumo el sábado y Madrid la comunidad autónoma donde más pizzas de este sabor se vendieron.

3. La pizza con piña gusta y está en el top 5 de las más consumidas en nuestro país

A pesar de las muchas discusiones sobre el tema, la realidad es que la pizza con piña sí gusta. La Hawaiana está en el top 5 de elecciones en nuestro país, solo por detrás de la BBQ, la Carbonara (con casi 2,3 millones), la 4 quesos (2 millones) y la Bacon Crispy (2 millones). Definitivamente, la piña se queda.

4. La pizza hawaiana no es un invento italiano, sino alemán

La pizza Hawaiana, que incluye ingredientes como la piña y el jamón cocido, fue ideada por el chef alemán Clements Wilmenrod. O al menos se inspiró en uno de sus platos, la tosta Hawaii, a base de piña, jamón y queso gratinados sobre una rebanada de pan.

5. Muchos famosos comenzaron haciendo pizzas o repartiéndolas

Muchos famosos de Hollywood fueron repartidores o cocineros en restaurantes y pizzerías, antes de iniciar sus carreras. Actores como Stephen Baldwin y Bill Murray trabajaron en pizzerías estadounidenses. Jean Claude Van Damme era repartidor. Algunas celebrities españolas también trabajaron, en sus inicios, en este tipo de establecimientos. La actriz Sara Escudero, por ejemplo, trabajó como pizzera en Telepizza antes de comenzar su carrera artística. Otros ya de pequeños fueron grandes iconos del mundo de las pizzas, como Mario Casas, quien protagonizó en sus inicios uno de los anuncios de televisión más emblemáticos de Telepizza.

6. Hay solo una pizza con Denominación de Origen

En concreto, se trata de la pizza napolitana, que bajo la denominación 'pizza napoletana verace artigianale' (pizza napolitana auténtica artesanal) está reconocida como producto agroalimentario tradicional italiano por la Unión Europea desde 2010. Solo 14 pizzerías españolas cumplen todos los requisitos de esta receta, reconocida como patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO.

7. La primera pizzería en España se fundó en Sitges

Se dice que la primera pizzería en España se fundó en 1966 en Sitges. Santiago Pérez Soler, un panadero que viajaba frecuentemente al país italiano por trabajo, quedó enamorado de este plato y se trajo la idea. Su mujer disponía de un local en Sitges y ambos intuyeron las posibilidades de negocio. Tenía como objetivo atender a las demandas de comida italiana de los turistas suecos, alemanes y holandeses. Actualmente es una de las pizzerías con más prestigio de la zona.

8. Las pizzas más grandes del mundo

En 2017, en Fontana, California, se entregó el Récord Guinness a la pizza más larga del mundo: tenía 1,93 kilómetros de longitud y tardó 14 horas en hornearse. Pero el Récord Guinness a la pizza más grande del mundo se quedó en su país de origen, Italia, cuando en 2012 cinco pizzaioli, o maestros pizzeros de NIP Food, en Roma, se pusieron manos a la obra con una pizza de 1261,65 metros cuadrados. Para elaborarla, se emplearon 9.000 kilos de harina, 4.500 kg de tomate y 4.000 kg de mozzarella.

Bolsillo de pita de espinacas, una receta divertida y saludable en menos de 15 minutos

Hay muchas formas de comer verduras y, especialmente, si eres una de esas personas a las que no les hace demasiada gracia el verde, encontrar una manera divertida de prepararlo es fundamental.

Todo lo que pongamos sobre masa de pizza, en tortilla de fajita o en pan de pita mejora su aspecto de manera inmediata. Eso es así. No es lo mismo comer calabacín que pizza de calabacín. El concepto cambia completamente. Y si no sabes cómo preparar espinacas para hacerlas atractivas, toma nota de esta receta saludable, rápida y divertida que Marta Garaulet y Rafael Anson proponen en su libro Simplicity.

La receta original de salsa brava sin tomate

Las patatas bravas -¡Una de bravas!- es un clásico de los bares de toda España. Son muy nuestras. De hecho, en un estudio mundial sobre patatas de 2008, la ONU describió las patatas bravas como un plato típicamente español.

Parece que su origen (más o menos documentado) está en Madrid. Dos establecimientos ya desaparecidos que, hoy en día, se disputan la invención de las patatas bravas: Casa Pellico y La Casona. Ambos empezaron a servirlas hacia 1960.

Pero nada nace de repente, por generación espontánea. Los expertos aseguran que es posible que la receta fuera más antigua y que ya se consumieran patatas bravas por lo menos en el siglo XIX.

Hoy son más que modernas. Frente a otras preparaciones del recetario clásico español, las bravas tienen la ventaja de ser aptas para veganos y vegetarianos. Eso sí, hay con la salsa de las bravas un error frecuente: que se hace con tomate.

Está claro que hay muchas versiones y algunas con tomate, pero no, no hace falta. Dicen que, de hecho, la receta original de la salsa brava no incluye tomate.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Cinco recetas bajas en calorías para preparar en la air fryer: un picoteo muy completo listo en pocos minutos

Se podría decir que las comidas contundentes y copiosas no son lo que más no apetece en esta época del año. Las altas temperaturas nos tienen fatigados y lo que buscamos son platos ligeros, fresquitos y nutritivos que no se nos hagan demasiado pesados.

Si a querer comer ligero le añadimos que en verano nos suelen aparecer planes bastante más emocionantes y refrescantes que pasarnos horas y horas metidas en la cocina, se podría decir que la air fryer se convierte automáticamente en nuestra mejor amiga.

Las air fryer son el electrodoméstico de moda, y es que estas freidoras de aire, además de limpias y cómodas, son una manera fácil y sencilla de preparar la versión más saludable de nuestras recetas.

Pescados, verduras, todo tipo de carnes... Te proponemos cinco recetas sencillas, rápidas y saludables que vas a querer incluir en tu menú semanal.

Salmón

Al limón, marinado en soja... el salmón es uno de los pescados más consumidos en nuestro país, y no es para menos, ya que su exquisito sabor y sus grasas saludables hacen de este alimento el ingrediente perfecto.

Ya lo habrás preparado a la plancha, al horno... ¿Te atreves con la freidora de aire? Una receta exquisita para preparar en este electrodoméstico es nuestro filete de salmón con sal, un poquito de limón y pasado por un poco de harina integral. En pocos minutos tienes una receta baja en calorías y exquisita.

Croquetas

Si lo piensas, si le quitas todo el aceite que tradicionalmente has utilizado para freírlas y preparas un relleno a base de verduras o pescado, las croquetas no tienen por qué ser un plato poco saludable.

Prueba a preparar tus próximas croquetas en air fryer y ya verás que el resultado es mucho más ligero, pero igual de delicioso.

Brócoli al estilo asiático

Si te apetece cena oriental, en lugar de pedir al chino puedes preparar esta receta en tu freidora de aire. Te vas a enamorar de su sabor.

Para esta receta, además del brócoli, busca darle ese toque oriental con una cucharada de miel, otra de vinagre de arroz, un poco de zumo de limón fresco, un par de cucharadas de salsas de soja baja en sal, y unos cacahuetes tostados. ¡Y a disfrutar!

Alitas de pollo

Las alitas de pollo son un acierto asegurado, por lo que si tienes invitados en casa, no lo dudes dos veces. Además, lo bueno de dejarlas cocinando en la freidora de aire es que mientras tanto te puedes dedicar a preparar otros platos, como una ensaladita para acompañar.

Para darle más sabor a esta receta puedes preparar una exquisita salsa con miel, zumo de limón, soja y un poco de chili o una cayena. Cuando las alitas estén crujientes, mezcla bien con la salsa y disfruta.

Tortilla de patata

El clásico de los clásicos. Si eres de los más puristas seguro que tienes tu ritual para preparar la tortilla de patata y eso es sagrado, aunque si estás abierto a aprender otras formas de prepararlo, esto te interesa.

Con tan solo un chorrito de aceite, prepara primero la cebolla, luego añade la patata, y más tarde los huevos. Mismo modus operandi que en la sartén pero sin necesidad de utilizar cantidades ingentes de aceite.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Cómo preparar tres deliciosas salsas veganas en tan solo 5 minutos: tofu y miso, coco y lima o alioli

¿Cómo de importante es la salsa en un plato? Con la carne, con el pescado, para mojar unas patatas, para dipear con unos totopos, para acompañar una hamburguesa o para echar a chorro encima de unos buenos perritos calientes.

Si tu plato lo acompaña una buena salsa, ya tienes hecho más del 50% de la receta. Y si además los productos utilizados son de calidad suprema, y entre fogones está un cocinero, no vamos a decir experto, pero sí espabilado, el resultado es un triunfo asegurado.

Si sigues un estilo de vida vegano y sientes que tus recetas están demasiado limitadas, siempre puedes darle gracia al asunto con una deliciosa salsa vegana.

En Deliciosa cocina sin gluten, Frédérique Jules, Jennifer Lepoutre y Mitsuru Yanase nos proponen una receta de tofu y miso, salsa picante de coco y lima, y alioli vegano. Apunta estas recetas que te van a conquistar.

7 cereales aptos para celiacos: de la quinoa a la polenta

Cuando vamos a hacer la compra, cada día encontramos para alternativas al gluten, por lo que ser celíaco o intolerante a este conjunto de proteínas no tiene por qué ser un drama a la hora de sentarnos a la mesa.

Si hasta hace pocos años encontrar en el supermercado alimentos libres de gluten o elaborados con cereales que no lo contengan era prácticamente una misión imposible, a día de hoy tenemos un amplio abanico de alimentos e ingredientes que podemos utilizar para elaborar nuestros productos gluten free.

Diferentes tipos de granos y semillas que tenemos que tener siempre en mente si queremos preparar recetas libres de gluten. Toma nota de estos siete cereales de los que nos hablan Frédérique Jules, Jennifer Lepoutre y Mitsuru Yanase en su libro 'Deliciosa cocina sin gluten: recetas sanas y saludables para cada día'.

Arroces: negro y redondo integral

A la hora de utilizar arroz, dos buenas opciones si somos intolerantes al gluten, celíacos, o simplemente nos encontramos mejor sin consumir este conjunto de proteínas son el arroz negro y el arroz redondo integral.

Del arroz negro, los autores aseguran que es "de alto valor nutritivo, este arroz - cuyo sabor recuerda al de la avellana - es rico en hierro y en fibras. Su color morado oscuro se debe a su elevado contenido mineral. Como la mayoría de los arroces, contiene varios aminoácidos importantes".

Por su parte, del arroz redondo integral, comentan que está "constituido por el grano entero que ha conservado su película marrón el salvado y la semilla de arroz-, es más digestivo y tiene mayor valor nutritivo que el arroz blanco, ya que el salvado es rico en fibras, en vitaminas y en minerales".

Pastas: tiburones y fideos de arroz

El día que toque pasta en el menú, entre las diferentes opciones sin gluten que tenemos encontramos los tiburones o los fideos de arroz. "Los tiburones están hechos a partir de una mezcla de harina de maíz y harina de arroz, lo que favorece una mayor resistencia de la pasta a la cocción. Sin embargo, hay que vigilarla muy de cerca, ya que estas pastas se rompen fácilmente", aseguran Jules, Lepoutre y Yanase.

Sobre los fideos de arroz aseguran que "están elaborados a partir de harina de arroz. Su cocción debe ser corta y controlada, ya que se corre el riesgo de que se peguen".

Semillas: quinoa y polenta

"La polenta es una sémola de maíz, aporta densidad y un aspecto granuloso a la repostería y a algunas preparaciones saladas", narran los autores del libro sobre esta semilla libre de gluten.

Sobre la quinoa, que nos resulta bastante más familiar, aseguran que es "planta herbácea cultivada por sus granos ricos en proteínas, la quinoa se considera un semicereal, ya que no forma parte de la familia de las gramíneas, sino de la del ruibarbo y las espinacas. Es muy digestiva, pobre en lípidos pero rica en hierro, en aminoácidos y en proteínas. Tiene un ligero sabor a avellana".

Legumbres: lentejas amarillas

Las lentejas son sin duda una de las legumbres más populares y consumidas, ya sea para platos de cuchara o para ensaladas, aunque los autores de 'Deliciosa cocina sin gluten: recetas sanas y saludables para cada día' nos proponen una opción mejor: lentejas amarillas.

"De la familia de las leguminosas, son ricas en sales minerales, en proteínas y en fibras, y constituyen un excelente complemento de las verduras", aseguran sobre las lentejas amarillas.

7 cereales aptos para celiacos: de la quinoa a la polenta

Cuando vamos a hacer la compra, cada día encontramos para alternativas al gluten, por lo que ser celíaco o intolerante a este conjunto de proteínas no tiene por qué ser un drama a la hora de sentarnos a la mesa.

Si hasta hace pocos años encontrar en el supermercado alimentos libres de gluten o elaborados con cereales que no lo contengan era prácticamente una misión imposible, a día de hoy tenemos un amplio abanico de alimentos e ingredientes que podemos utilizar para elaborar nuestros productos gluten free.

Diferentes tipos de granos y semillas que tenemos que tener siempre en mente si queremos preparar recetas libres de gluten. Toma nota de estos siete cereales de los que nos hablan Frédérique Jules, Jennifer Lepoutre y Mitsuru Yanase en su libro 'Deliciosa cocina sin gluten: recetas sanas y saludables para cada día'.

Arroces: negro y redondo integral

A la hora de utilizar arroz, dos buenas opciones si somos intolerantes al gluten, celíacos, o simplemente nos encontramos mejor sin consumir este conjunto de proteínas son el arroz negro y el arroz redondo integral.

Del arroz negro, los autores aseguran que es "de alto valor nutritivo, este arroz - cuyo sabor recuerda al de la avellana - es rico en hierro y en fibras. Su color morado oscuro se debe a su elevado contenido mineral. Como la mayoría de los arroces, contiene varios aminoácidos importantes".

Por su parte, del arroz redondo integral, comentan que está "constituido por el grano entero que ha conservado su película marrón el salvado y la semilla de arroz-, es más digestivo y tiene mayor valor nutritivo que el arroz blanco, ya que el salvado es rico en fibras, en vitaminas y en minerales".

Pastas: tiburones y fideos de arroz

El día que toque pasta en el menú, entre las diferentes opciones sin gluten que tenemos encontramos los tiburones o los fideos de arroz. "Los tiburones están hechos a partir de una mezcla de harina de maíz y harina de arroz, lo que favorece una mayor resistencia de la pasta a la cocción. Sin embargo, hay que vigilarla muy de cerca, ya que estas pastas se rompen fácilmente", aseguran Jules, Lepoutre y Yanase.

Sobre los fideos de arroz aseguran que "están elaborados a partir de harina de arroz. Su cocción debe ser corta y controlada, ya que se corre el riesgo de que se peguen".

Semillas: quinoa y polenta

"La polenta es una sémola de maíz, aporta densidad y un aspecto granuloso a la repostería y a algunas preparaciones saladas", narran los autores del libro sobre esta semilla libre de gluten.

Sobre la quinoa, que nos resulta bastante más familiar, aseguran que es "planta herbácea cultivada por sus granos ricos en proteínas, la quinoa se considera un semicereal, ya que no forma parte de la familia de las gramíneas, sino de la del ruibarbo y las espinacas. Es muy digestiva, pobre en lípidos pero rica en hierro, en aminoácidos y en proteínas. Tiene un ligero sabor a avellana".

Legumbres: lentejas amarillas

Las lentejas son sin duda una de las legumbres más populares y consumidas, ya sea para platos de cuchara o para ensaladas, aunque los autores de 'Deliciosa cocina sin gluten: recetas sanas y saludables para cada día' nos proponen una opción mejor: lentejas amarillas.

"De la familia de las leguminosas, son ricas en sales minerales, en proteínas y en fibras, y constituyen un excelente complemento de las verduras", aseguran sobre las lentejas amarillas.