Archivo de la categoría: Blog

En este blog publicaremos noticias y datos interesantes sobre el sector de la extracción forzada, campanas, muebles de acero inox, etc.

025

El postre más ligero del mundo: 1 gramo y 96% de aire

Vender aire es una de las críticas más recurrentes que se le hace a la cocina de vanguardia donde, efectivamente, espumas y aires son componentes habituales de muchos platos. Ahora, alguien se lo ha tomado muy en serio creando un postre que es precisamente eso, aire.Y no es una forma de hablar, porque el 96% del que presume de ser el postre más ligero del mundo es eso mismo, aire. Se trata de un merengue que solo pesa 1 gramo y que ha sido elaborado por el estudio Bompass & Parr en colaboración con los científicos del laboratorio Aerogelex de Hamburgo. Sí, esto va más de diseño y de química que de cocina. La base de la receta es el aerogel, un producto inventado en los años 30 y en el que se sustituyen los líquidos por aire, consiguiendo así el que se considera el sólido más ligero del mundo.En este caso es un merengue elaborado con esta técnica y cuya ligereza ha llevado a sus autores a bautizar el proyecto como "prueba el cielo". Y es que con un 96% de aire, su textura dicen que recuerda a una nube. Cabe suponer que la intensidad del sabor no será uno de los mejores argumentos de este etéreo postre, aunque lo cierto es que no hay pistas sobre a qué sabe. Tampoco si se llegará a vender o servir en un restaurante porque, de momento, todo se queda en un proyecto experimental presentado hace unas semanas durante el Ithra’s Creativity Season en Arabia Saudí.

Receta de gachas dulces para desayunar

Las gachas se han preparado toda la vida para desayunar. Aunque ahora también las conocemos con el nombre de porridge y solemos hacerlas con avena, antes se preparaban directamente con harina de trigo y leche. Un preparado humilde y sano que se puede tomar tanto frío como caliente, y que podemos acompañar con fruta, frutos secos o incluso chocolate o cacao puro.Si preparamos las gachas con harina de trigo, lo ideal es tostarla en el cazo antes de añadir la leche para que no tenga sabor a crudo. Nosotros hemos optado por preparar nuestro porridge con copos de avena sin triturar, un poco de miel, algo de canela, unos arándanos, semillas de chía y frutos secos.En menos de 10 minutos tendremos un desayuno sano y rico que, además, podemos variar cambiando de frutas según la temporada o añadiendo otros ingredientes como pasas o trocitos de dátil. Perfecto para adultos, niños y bebés que empiezan a comer sólidos.En un cazo a fuego medio calentamos la leche y echamos la avena antes de que empiece a hervir.Calentamos unos 5-8 minutos con la tapa puesta, removiendo de vez en cuando hasta que la avena espese y se forme una pasta. Añadimos la canela y la miel, removemos de nuevo y apagamos el fuego.Pasamos las gachas a un bol. Añadimos los arándanos y los frutos secos enteros o previamente machacados en el mortero.Para decorar espolvoreamos unas semillas de chía y canela en polvo. Así de fácil es tener listo nuestro desayuno.

En Estados Unidos, el 60% de la comida ya se pide en casa o para llevar

Cada vez que se acerca fin de año y toca repasar tendencias gastronómicas pasadas y futuras se habla de ingredientes, tipos de cocina o la superfood de turno. Pero hay algo que lleva ya tiempo apareciendo en todos los estudios y que está cambiando más el panorama de la restauración que cualquier aguacate: la gente pide más comida para llevar y se queda menos en los restaurantes.Y en algunos países las cifras dejan poco margen a las dudas: el futuro de los restaurantes son los clientes que quieren comer, pero en su casa o fuera del local. Así lo refleja un estudio de la National Restaurant Association, que asegura que un 60% de los clientes ya usa alguna de las modalidades de comida para llevar o reparto a domicilio.Detalles como que la fórmula más utilizada sea pedir la comida desde el coche certifican que los datos no son extrapolables a otros países y mucho menos a España. Pero sí que auguran un futuro -o presente- en el que la comida para llevar cobra cada vez más importancia en las cuentas de un restaurante.El auge de las aplicaciones y servicios de reparto que permiten a los restaurantes externalizar esta función es, de hecho, uno de los sectores con mayor crecimiento últimamente. Tanto que ya se empieza a hablar del concepto de las cocinas fantasma, que directamente eliminan de la ecuación a los restaurantes y dejen en manos de estos servicios de delivery todo el proceso, incluido el de cocinar.Puede parecer un asunto que solo afecta a cadenas de comida rápida, pero en realidad se trata de un cambio en los hábitos de consumo que de uno y otro modo afecta o acabará afectando a toda la hostelería. Curiosamente, no es un tema habitual de las decenas de congresos y ferias gastronómicas que se suceden cada mes en el país, ni se suele hablar de ello en las charlas de los cocineros.

Los alimentos que peor sientan a partir de las 10 de la noche

Lo que comemos afecta a nuestro organismo no sólo por su composición: también influye la hora a la que lo comemos. La clave es que tenemos 'relojes internos' que están relacionados con algunas actividades como por ejemplo, la función gastrointestinal, explica a ABC Laura Arranz, profesora del Departamento de Nutrición de Ciencias de Alimentación en la Universidad de Barcelona.Arranz revela que la función gastrointestinal empieza a activarse sobre las siete de la mañana. A esas horas, lo ideal es consumir hidratos de carbono, ya que es el 'combustible' que necesitaremos para la actividad del día. El organismo está programado para tirar de esa fuente de energía desde por la mañana hasta media tarde.A partir de las 18 horas, la capacidad del organismo para quemar hidratos va descendiendo y de hecho, a la hora de la cena es tres veces menor que durante la mañana. A partir de esa hora de la tarde hay que consumir proteínas, triptófano, vitaminas del grupo B y magnesio para, entre otras funciones, fabricar la hormona del sueño (melatonina).A las 22.30 horas, la función gastrointestinal se detiene para favorecer un descanso sin pausas, motivo por el que no se recomienda cenar tarde, porque la digestión será muy lenta, la glucemia será tres veces más alta y todo ello afectará negativamente al sueño y a la salud gastrointestinal.Así, por las noches se deben evitar las grasas en exceso, los embutidos, las carnes rojas (ternera o cordero) o las hamburguesas. También hay que huir de salsas, grasas o platos condimentados; hay que evitar hidratos de carbono refinados (pasta, pan blanco, cereales y azúcares); evitar el alcohol, la teína y la cafeína. En concreto, el alcohol atonta, pero no favorece el sueño. Otras personas experimentan molestias gástricas con alimentos como vegetales crudos, pescado azul o frutas cítricas, sobre todo si la persona sufre gastritis o hernias gastroesofágicas.Con moderación se pueden consumir legumbres, pero como acompañamiento de otros alimentos, como verdura, sopa o ensalada, ya que provocan gases que quedarán acumulados por la noche. El chocolate, por su parte, tienen triptófano y magnesio, pero también teobromina, sustancia similar a la cafeína, así que por la noche, mejor poco y cuanto más negro, mejor.Buenos alimentos para la cena son las verduras y los cereales integrales, por su contenido en fibra, vitaminas B o magnesio, carnes blancas (pavo o pescado) porque aportan proteínas y triptófano, yogur (que además aporta calcio) y frutas como el plátano y semillas como el sésamo.

Receta de churros caseros al horno

Hay recetas que parecen imposibles de hacer en casa, como los churros, que siempre hemos comprado con su cucurucho de papel, su aceite y su azúcar extra en las churrerías de las calles. Pero hemos podido comprobar que hacerlos en casa para quitarnos el antojo no es nada difícil. Además, como la fritanga nos echa un poco para atrás, hemos preparado una versión al horno.No nos vamos a engañar: como los de la churrería no quedan, pero sí se parecen bastante tanto en sabor como en textura. Además, acompañados de un buen chocolate a la taza están riquísimos y los vamos a tener listos en muy poco tiempo. La masa no tienen ninguna dificultad y solo necesitan 10 minutos de horno.Igual que pasa con los originales, aguantan mal el paso del tiempo, y en cuanto se enfrían pierden bastante, así que lo ideal es preparar la masa y hornear justo cuando queramos comerlos. Van perfectos para una merienda de domingo o para uno de esos desayunos especiales.Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.En una cazo a fuego medio echamos el agua, la mantequilla, la panela y la pizca de sal. Vamos removiendo hasta que se derrita la mantequilla.Cuando la mantequilla esté derretida, y sin retirar del fuego, poco a poco vamos agregando la harina y removiendo con una varilla manual para evitar que se formen grumos.Cuando la masa espese, apagamos el fuego, añadimos la esencia de vainilla y un huevo y removemos hasta que el huevo se integre bien en la masa. Después añadimos el otro huevo y repetimos el proceso hasta conseguir una masa homogénea.Llenamos una manga pastelera con la mas. Si tiene una boquilla rizada conseguiremos la forma de churro clásica.En una bandeja de horno sobre papel sulfurizado vamos formando los curros.Horneamos unos 10 minutos hasta que empiecen a dorarse.Sacamos del fuego y rebozamos con azúcar o una mezcla de azúcar y canela.

Veganos, vegetarianos y flexitarianos ya suponen el 8% de los consumidores

El interés de los consumidores españoles por comer sano se ha disparado en los últimos tiempos. Aunque son muchos los que se sienten atraídos por las dietas más sanas, al final sólo la mitad lo hace, asegura un estudio realizado por Google. En todo caso, la cifra de veganos, vegetarianos y flexitarianos ya ronda el 8% de la población de más de 18 años.Según sus datos, casi dos terceras partes de estos consumidores están interesados en este tipo de alimentación por considerarlo mejor para su salud, por estética o por una cuestión de respeto al medioambiente, y no por consejo médico debido a alergias o intolerancias.Bajo la idea de comer sano, el informe de Google incluye tres conceptos: alimentación saludable en general, con 5,4 millones de búsquedas; productos para celíacos, con 1,6 millones; y comida veggie -que incluye a todos los consumidores que quieren reducir la ingesta de proteína animal y sustituirla por vegetal-, con 1,3 millones.El crecimiento en las tres es superior a la media, ya que las búsquedas sobre alimentos saludables se dispararon un 22%, las de productos para celíacos, un 30%; y las de comida veggie, un 14%. Las búsquedas, además, se concretan en las compras, ya que un 42% de los hogares españoles adquirió algún producto “bio” o “eco” en el último año.El 63% de las búsquedas son protagonizadas por mujeres, en su mayor parte sin hijos, y un 38% corresponden a personas de entre 18 y 35 años; en cuanto al canal, el 70% proceden del teléfono móvil. Sería un consumidor de un poder adquisitivo más alto que la media, aunque la adaptación de las cadenas de supermercados a esta tendencia está impulsando su consumo.La inmensa mayoría de las búsquedas son genéricas y sólo un 7% van acompañadas de una marca: en este último caso Mercadona protagoniza de media cerca del 80% de las mismas, muy por encima de Carrefour y Lidl, por debajo ambas del 10%.El estudio también refleja notables diferencias por regiones, con Madrid y la costa mediterránea (sobre todo Cataluña) a la cabeza en la preocupación por estos asuntos. El trabajo se ha elaborado con datos procedentes de las búsquedas sobre el tema registradas por Google, de una encuesta a 2.500 personas y de datos de las consultoras Kantar y Lantern.

Ocho vinos para descubrir Tenerife

Son uno de los grandes desconocidos cuando se habla de vinos españoles, pero mucho enólogos coinciden en señalar Tenerife como una auténtica joya vitivinícola. La distancia y las pocas referencias que llegan a la península -la mayoría se consume en la propia isla- propicia que tengan un punto exótico y desconocido que los hace todavía más atractivos.Uvas bastante desconocidas para la mayoría (Listán, Baboso…) y unos precios en bodega realmente muy competitivos son la carta de presentación de estos vinos.No obstante, en la pasada edición de San Sebastián Gastronomika, los vinos de Tenerife tuvieron un especial protagonismo, tanto en la cena homenaje a Carme Ruscalleda -maridada con vinos de la isla- como en una cata muy especial en la que 8 vinos ejercieron de embajadores de la isla.Una selección realizada por Ferrán Centellas y José Hidalgo Togores y de la que merece la pena tomar buena nota para todos los interesados en descubrir los vinos de una región que promete dar mucho que hablar y que concentra nada menos que 5 denominaciones de origen.Esta es la selección propuesta por los dos enólogos:

Receta de crema de cacahuetes sin azúcar

Siempre habíamos oído hablar de ella -mantequilla de cacahuetes, peanut butter en inglés- y rara es la película norteamericana en la que alguien no se prepare un sandwich y lo unte con esta crema. Pero hasta hace poco no se había comercializado de forma masiva por aquí. Y aunque es una crema deliciosa, como suele pasar, algunas versiones industriales llevan toneladas de azúcar y otros ingredientes totalmente prescindibles.Aunque es verdad que también podemos encontrar cremas de cacahuetes saludables que llevan justo lo necesario, es tan fácil de hacer en casa y requiere tan poco tiempo que nos parece que no vale la pena comprarla hecha. Además, si la preparamos nosotros podemos adaptarla a nuestro gusto, añadir especias, dejar algunos trocitos de cacahuetes si nos gusta o ajustar el dulzor.Como intentamos buscar alternativas sanas, sobre todo pensando en los niños y en posibles meriendas libres de azúcar, directamente hemos prescindido de ella. En su lugar hemos añadido pasta de dátiles, otra crema que recomendamos 100% como endulzante.Podemos comprar cacahuetes con cáscara y pelarlos en casa quitando también la piel rojiza interior o comprarlos ya pelados a granel. En cualquier caso, tienen que ser tostados y no llevar sal.Si los cacahuetes tienen cáscara los pelamos.Pasamos los cacahuetes ya sin cáscara a una batidora, procesador de alimentos o robot de cocina. Añadimos la pasta de dátiles. Podemos echar solo una cucharada y más adelante corregir el dulzor. Echamos también la canela y empezamos a triturar. Al principio se formará como una arena gorda. Seguimos triturando haciendo tandas de 30 segundos. Aunque al principio parece que la crema no va a formarse nunca, en unas tandas más empezará a aparecer.Opcionalmente podemos añadir una cucharada de aceite de girasol. Seguimos triturando hasta conseguir la textura deseada. Al principio será muy densa pero si seguimos triturando se irá haciendo más líquida.Cuando tengamos la pasta cremosa, probamos y añadimos más pasta de dátiles si es necesario. Si queremos más dulzor podemos echar un poquito de miel. A nosotros no nos ha parecido necesario.Pasamos la crema a un tarro de cristal y guardamos en el frigorífico. Aguantará varias semanas sin problemas.

Olvidé poner los garbanzos a remojo, ¿qué puedo hacer?

Lo tienes todo preparado para preparar el plato con el que llevas días soñando y en el último momento te das cuenta de que has olvidado poner los garbanzos a remojo. No es lo ideal, pero tampoco es tan grave, así que podemos solucionarlo en poco tiempo.Para que los garbanzos secos se ablanden y facilitar la posterior cocción, deberían estar en remojo entre 12 y 24 horas cubiertos con el doble de agua. Hay algunos trucos para que el tiempo de remojo sea menor (unas 8-10 horas), como añadir una cucharadita de bicarbonato al agua o usar agua caliente y cambiarla varias veces.Pero, aun así, los garbanzos necesitan muchas horas de remojo que no siempre tenemos, por eso hemos recopilado algunas formas de ablandar los garbanzos de forma rápida. Otra opción, claro, sería dejar la elaboración para el día siguiente pero entendemos que un antojo es un antojo.Ponemos los garbanzos secos en un recipiente apto para microondas con agua (1 parte de garbanzos por 3 de agua) tapado durante 15 minutos a máxima potencia. Dejamos reposar los garbanzos en el agua, sin quitar la tapa durante una hora. Pasado este tiempo sólo tendremos que escurrir los garbanzos, lavarlos y cocerlos de forma normal.Podemos hacer lo mismo sin microondas, sólo que el proceso es más lento. Hervimos los garbanzos durante 1 hora en un olla con agua. Pasada la hora apagamos el fuego y los dejamos reposar en el agua otra hora. Escurrimos y lavamos.Otra opción es cocer los garbanzos de forma normal añadiéndolos secos al caldo o agua con una cucharadita rasa de bicarbonato. El bicarbonato creará espuma que habrá que ir quitando, pero tendremos los garbanzos cocidos en el tiempo que teníamos previsto porque se ablandarán con facilidad.

Cuando pidas un Ribera ya puedes elegir también un blanco

Hasta ahora si pedíamos un Ribera quedaba claro que estábamos pidiendo un vino tinto de la Ribera del Duero (están sus rosados, pero tanto su producción como su consumo son minoritarios). Pero desde ahora tendremos que ser más precisos porque ahora ya podemos pedir un blanco... de Ribera.Por primera vez en 37 años de la denominación de origen castellanoleonesa (abarca bodegas de Valladolid, Burgos, Soria y Segovia) habrá vinos blancos con su sello oficial. Desde ahora, las bodegas de la DO Ribera de Duero pueden etiquetar botellas de blanco, pero sólo de un tipo de uva, la albillo mayor (no confundir con la albillo o la albillo real que se cultiva en zonas de Gredos).El Consejo Regulador de la denominación ha anunciado que la vendimia de 2019 ha cerrado con un total de 96 millones de kilogramos, lo que supone un 23% menos que el año anterior, que se traducen en un descenso de 29 millones de kilos ya que se recogieron 125 millones, pero con un "excelente estado y calidad". Menos uva pero mejor cosecha.Del total, 600.000 kilos ha sido de uva albillo mayor (el año pasado fueron 681.840 kilos), una variedad autóctona de uva que estuvo a punto de perderse y con la que los bodegueros pretenden elaborar blancos de calidad, blancos con crianza.La albillo mayor es rica en antioxidantes y por ello se ha utilizado como complemento a la tempranillo, bien para hacer tintos o para hacer rosados. De hecho, la otra buena noticia para esta DO es que los rosados ya podrán llamarse claretes (como toda la vida).La presencia de los blancos en esta DO aún es minoritaria, con un 16% de la superficie de plantación de albillo mayor y un 10% de las bodegas elaborando caldos. Una treintena de bodegas están utilizando esta uva autóctona. De momento ya hay más de 30 marcas distintas de blancos de la Ribera del Duero.Los blancos de Ribera prometen mucho y apuestan, decíamos, por la crianza. Un buen ejemplo de lo que llega es el Arzuaga Albillo 2007, que acaba de llevarse el premio a Vino Revelación 2020 en el Salón de los Mejores Vinos de España, organizado por Guía Peñín. Este vino, que elabora Bodegas Arzuaga Navarro, es un caldo profundo y de larga crianza.Según la famosa guía, este Arzuaga Albillo 2007 "es complejo, exuberante y con muestras de vejez desde que lo servimos en la copa. De un color dorado que no disimula su vejez, es intensamente aromático, con finas notas de chocolate, fósforo, incienso, especias y piel de naranja amarga. Posee un matiz oxidativo muy interesante, que en boca se hace más presente y conjuga a la perfección con un marcado amargor y con una excelente acidez".De este 2007 apenas se han elaborado 500 botellas y la bodega anuncia que próximamente saldrá también la cosecha 2008.